Carta de un espectador que envió la traducción de
CASOS Y COSAS DEL TEATRO EN ESTA CIUDAD

La primera y más productiva forma de agradecimiento hacia el arte es la transformación íntima del espíritu, la apertura a las manifestaciones de la belleza. En este sentido, el Teatro Matacandelas es una fuente inagotable de conmoción, que nos alienta siempre de una manera despiadada: con el incremento de la conciencia de nosotros mismos. Una segunda forma de agradecimiento es la retribución, subsidiaria en todo caso de la primera y siempre desequilibrada, pues el aporte del espectador se muestra menor con relación a la donación que recibe. Con la traducción de uno de los textos de Cristóbal Peláez quiero unirme hoy a quienes han contribuido de algún modo a la elaboración de la página en inglés. Debo decir que me he visto en aprietos para traducir algunos términos como “profesoristas, induccionistas, chicharronerías, teatreros, etc.”, para lo cual he tenido que violentar algunas palabras del inglés o construir frases que explicaran su sentido. Ofrezco este texto con el deseo de que sea de la mayor ayuda posible.

Saludos,
Juan Felipe Cano.

Respuesta

Hombre Juan Felipe, cuán generosas tus palabras y qué agradable saber que cada día un número más creciente de personas vengan entendiendo que Matacandelas no somos un grupo de "artistas", sino un proyecto común de la ciudad y del país, algo en lo cual todos podemos aportar.

Los traductores se sacan un ojo de la cara con los garabatos que a veces escribo y supongo que en inglés habría que versionar de una manera más seria, así debe ser. Nuevamente gracias.

Cristóbal