Matacandelas le da voz a Ezra Pound, en la obra 'Ego Scriptor'

Por: Yhonatan Loaiza Grisales

El grupo antioqueño estrena una pieza que explora el trabajo del polémico poeta.

Diego Sanchez en la obra Ego Scriptor

Matacandelas no es solo un grupo de teatro con 34 años de trabajo. Parece una entidad paranormal, un laboratorio que tiene la capacidad de darles ‘voz’ a artistas que ya dejaron este mundo, pero cuyas obras aún trascienden.

Es una característica que, curiosamente, resuena en uno de los títulos de sus creaciones: El mediumuerto o ¿pero no se supone, Roger, que los médiums no se mueren?, obra dirigida por José Domingo Garzón.

Los ‘médiums’ del grupo paisa, que dirige Cristóbal Peláez, han ‘resucitado’ en escena a figuras como el prolífico artista colombiano Jorge Holguín Uribe, en Las danzas privadas; al escritor y filósofo paisa Fernando González, en Velada metafísica, y a la escritora estadounidense Sylvia Plath, en La chica que quería ser Dios.

Ahora, Matacandelas se embarcó en la tarea de explorar la obra y la vida del polémico poeta estadounidense Ezra Pound, en Ego Scriptor, nuevo montaje que está en temporada en su sala de Medellín. Más allá de su obra, Pound (1885-1972) es una figura controversial por su estrecha relación con el dictador italiano Benito Mussolini y por sus declaraciones antisemitas.

En la piel de la polémica

“Esto lo hemos repetido varias veces, pero esta vez yo creo que va más en serio: este ha sido el montaje más complejo de todos los que hemos hecho”, asegura Diego Sánchez, el encargado de darle vida a Pound.

La dirección vuelve a recaer en el italiano Luigi Maria Musati, que ya había dirigido otros tres montajes del grupo: La caída de la casa Usher, 4 mujeres y Medea.

Musati, conocedor de la obra de Pound, ya había realizado un montaje sobre el poeta en Italia a finales de la década de los 90. Esta vez, su intención no es rendirle un tributo, sino abrir un debate cultural sobre su obra. “A pesar de ser una figura controvertida, sus principios son muy actuales. Por eso a Cristóbal y a mí nos pareció que era un momento importante para hacer una obra sobre él”, comenta el italiano.

Pero no es una biografía como tal, apunta Musati. De hecho, el montaje tiene como punto de partida el poema Los cantares, también conocido como Los cantos, un extenso trabajo experimental que, a pesar de tomarle a Pound casi 50 años, quedó incompleto.

Peláez, que en esta ocasión oficia como productor, asegura que, con ese enfoque dramatúrgico, sale a relucir uno de los aspectos técnicos más importantes de los ‘matacandelos’: el trabajo de la voz, sobre todo si se tienen en cuenta las complejas poesías que declaman los actores.

“Nosotros en eso somos muy exigentes. En esta obra se trabajó bastante sobre un diseño sonoro que hizo nuestro compañero Juan David Correa para que esa poesía estalle en el oído”, dice Peláez.

Cada sesión ‘metafísica’ de Ego Scriptor oscila entre la controversia que despierta un hombre que en su país fue calificado como traidor por su alianza con el fascismo, y una obra que genera admiración. “Es el poeta más grande del siglo XX; es contradictorio, pero realmente es así”, dice Musati.

“No se trata de reivindicar a nadie. Lo que estamos tratando con Pound es de que venga a la Medellín de este nuevo siglo y hable y, si se tiene que defender, que se defienda él solo”, remata Sánchez.

Fuente: www.eltiempo.com