ACTA PREMIOS VILLANUEVA DE LA CRÍTICA
A LOS MEJORES ESPECTÁCULOS

LA HABANA, 2002

En pleno acuerdo a la tradición que sostiene a los Premios Villanueva desde que aparecieran en el panorama teatral cubano, como voluntad de estímulo a lo más logrado de cuanto nuestros artistas de la escena producen cada año, el pasado martes 7 de enero se reunieron en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba los representantes de la sección de Crítica de la Asociación de Artistas Escénicos de esa institución y los miembros del Centro Cubano de la AICT, para determinar, a partir de los estrenos del 2002, los espectáculos merecedores de este lauro.

Habiendo analizado las puestas en escena que subieron a las tablas en este período, en las expresiones de Teatro para niños, Teatro Dramático y Danza, firmadas por artistas nacionales y extranjeros, y teniendo también en cuenta montajes que, por razones de programación quedaban pendientes desde el 2001, o de suficiente crecimiento en sus procesos como para reconsiderarlos tras una nueva confrontación, los críticos y especialistas convocados, mediante votación que aspira a resaltar los elementos más positivos de estas puestas, y a ofrecer un marco de reflexión que por encima de cualquier diferencia estética o generacional afirme la razón de ser de nuestro teatro hoy; deciden lo siguiente:

PRIMERO

En la categoría de espectáculos extranjeros, atendiendo a las presentaciones que durante el año realizaron compañías internacionales en nuestro país, ya durante eventos o temporadas independientes, otorgar Premios Villanueva a:

Mythos, del Odin Teatret (Dinamarca), dirigido por Eugenio Barba, espectáculo que revalida la historia de un colectivo de indudable magisterio a través de una reflexión escénica capaz de aproximar al espectador a temas de segura contemporaneidad.

Las abarcas del tiempo, del Teatro de los Andes (Bolivia), dirigido por César Brie. Puesta en escena que mediante el recurso de un viaje imposible, propone una historia diferenciada de todo el devenir de un país bajo la carga de su memoria, su tradición y su circunstancia.

O marinheiro, del Teatro Matacandelas (Colombia), dirigido por Cristóbal Peláez, por alzar desde el texto de Fernando Pessoa un impactante resultado teatral, limpio de efectos banales o decorativos, recolocando entre nosotros los valores de un texto de fuerte carga simbolista.

El último café, coreografía de ( ), interpretada por los bailarines argentinos Julio Bocca y Cecilia Figaredo en la última edición del Festival Internacional de Ballet de La Habana, dúo de alta capacidad expresiva, organizada sobre una cuidadosa síntesis de elementos danzarios, mediante la cual el tango se confirma y se renueva, apelando al cuerpo vivo de sus intérpretes.

SEGUNDO

Considerar como finalistas, atendiendo a sus valores parciales y a los distintos niveles de comunicación que estos espectáculos activaron ante el público, como propuestas poseedoras de atractivos y temáticas a no desdeñar, a los siguientes montajes:

Osobuco soberbio a la parrilla. Proyecto El Trujamán bajo la dirección de Armando Morales.

Dos viejos pánicos, de Teatro a Dos Manos, dirigido por Ramiro Herrero.

Ghetto de corderos, de Teatro del Espacio Interior, dirigido por Mario Junquera.

La divina moneda, del Centro Promotor del Humor, bajo la dirección de Osvaldo Doimeadiós.

TERCERO:

Conceder Premios Villanueva a los siguientes espectáculos:

En la categoría de Danza, por la excelencia interpretativa con la que fue asumida una coreografía proveniente de uno de los estilos danzarios más complejos y renovadores del siglo XX, en el contexto de un evento de segura tradición y de primer nivel, al Ballet Nacional de Cuba por Agón, coreografía de George Balanchine sobre música de Stravinski, interpretada por Sadaise Arencibia y Octavio Martín en el pasado Festival Internacional de Ballet.

En la categoría de Teatro para Niños, atendiendo a la sólida propuesta artística mediante la cual se consigue el rescate de una figura esencial de nuestra historia titiritera, revivificándola desde un tratamiento que aúna respeto a la tradición y una interpretación contemporanizadora, y afirmándose en una asombrosa labor de conjunto en la que actuación, manipulación, diseño y banda sonora alcanzan una imagen integral de poderosa eficacia; a Teatro de las Estaciones, por su puesta de Pelusín y los pájaros, dirigida por Rubén Darío Salazar.

Y en la categoría de Teatro para Adultos:

Por ofrecer una lectura de cuidada limpieza sobre un texto de la reciente dramaturgia latinoamericana, acercando la poética de su autor a los escenarios cubanos mediante un ejercicio de firmes potencialidades actorales, en consonancia con los elementos caros a su anterior trayectoria teatral; a Teatro D'Dos por La edad de la ciruela, texto de Arístides Vargas dirigido por Julio César Ramírez.

Por la calidad transgresora con la que recoloca un texto clásico en la escena y la vida cubana de hoy, demostrando la actualidad de los recursos del bufo, el choteo propio de la comedia nacional, la esencia festiva, el trabajo en gran formato y una atención a las dinámicas de recepción que le permitieron, amén de sus valores formales, convertirse en un verdadero suceso de público, a La Celestina, de Teatro El Público, dirigido por Carlos Díaz.

Sabiéndonos parte de un empeño que se extiende por todos los escenarios de la isla, y queriendo que no se nos entienda nunca como parte ajena a los procesos creativos de ningún espectáculo, sino como el espejo polémico e imprescindible en el que cada montaje se pueda reflejar, los críticos y especialistas que ofrecimos nuestros votos en esta edición abogamos porque este anhelo se multiplique en nuevos diálogos, en la posibilidad de que los espectáculos de provincias acudan con mayor frecuencia a nuestra capital y viceversa, y a promover nuevas acciones que recuperen también al público como parte de lo que no debe dejar de ser nunca suyo: su teatro, nuestro teatro.

Sección de Crítica de la Asociación de Artistas Escénicos de la UNEAC

Centro Cubano de la AICT

Revista Tablas

OSVALDO CANO, TANIA CORDERO, AMADO DEL PINO, VIVIAN MARTÍNEZ TABARES, BÁRBARA RIVERO, YAMINA GIBERT, NORGE ESPINOSA, ROBERTO GACIO, OMAR VALIÑO, RAQUEL CARRIÓ, MIGUEL SÁNCHEZ, ISMAEL ALBELO, ADA ORAMAS, EBERTO GARCIA ABREU, PEDRO MORALES, NARA MANSUR, ALBERTO CURBELO.