JEAN TARDEAU

JEAN TARDEAU (1903 - 1995)

Nacido en Saint Germain - de - Jous el 1 de noviembre de 1903. Cursó estudios en Liceo Condorcet y enn la Facultad de letras de París.

Desde su primer libro de poemas, Accents (1939), se reveló como un poeta de serena expresión y pureza clásica que para muchos críticos remite al simbolismo francés y al romanticismo alemán. Traductor de Hölderlin y de Goethe, publicó posteriormente: Le témon invisible (1943), Figures (1945), Monsieur, Monsieur (1951)

Obras que, en un orden comparativo, están tan cerca de la tradición como de la rigurosa exploración en el lenguaje también visible en uno de sus contemporáneos, el poeta y novelista Raymond Queneau.

Como autor de teatro, Tardeau halla en sus poémes a jouer y Théatre de chambre un hilo de continuidad representable y, a la vez, el esperado paso de la lírica al género dramático, insinuado en la visualidad de sus imágenes poéticas.

Desde 1944 trabajó en la Radiodifusió y Televisió francesas, ocupándo el cargo de jefe de emisoras dramáticas y director del programa France Musique y consejero de dirección en el mísmo organísmo estatal.

Sus obras más recientes Page de écriture, la fleue cachée y La part de L'ombre confirman el juicio de Gaetan Picon cuando hablaba de la "forma armoniosa y estricta" de su poesía, de las "líneas secretas del mundo y la vida" proyectadas en la lírica de Tardeau, pero también en sus ensayos y piezas teatrales, representadas en algunos países de Europa y traducidas a varios idiomas literarios del mundo. Es autor, así mísmo, de poemas y leyendas para el libro titulado Un monde ignoré vu par Hans Hartung. (O.C. Enciclopedia Literaria)

GEORGES NEVEUX

GEORGES NEVEUX (1900)

Autor teatral, y guionista cinematográfico.

Nacido en Poltova (Rusia) el 25 de agosto de 1900. Hijo de un militar de alta graduación, estudió en el liceo de Niza y se graduó en derecho en la facultad de Aixen - Provence. Formó parte del grupo surrealista de poetas franceses. Por los años de 1926 publicó un libro de versos titulado La beauté du diable, en el que recogió toda su experiencia lírica. Pero donde pudo encontrar su voz propia y un estilo fue en el libro Proverbiales publicado en 1950. Se trata de canciones llenas de una graciosa ingenuidad y un fuerte colorido, con una raíz folklórica. Se identifica esta poesía muy popular con las letras de las canciones callejeras, cantadas al son del acordeón con toda su gracia mágica y su sencillez.

Ha triunfado tambien en el teatro, al que se dedicaba desde 1929. Entre sus obras teatrales hay que destacar la titulada La voyage de thésée, considerada como una de las mejores piezas del teatro europeo contemporáneo. En esta como en otras piezas (Juliette ou le clé des songes), revela un gran conocimiento de las técnicas teatrales modernas, que envuelven un hermoso clima trazado por personajes que van más allá de su carácter literario. Ha escrito también algunos diálogos para películas: Les amants de minuit, Orage, Tamango. Otras obras teatrales suyas: Plaite contre inconnu, Ma chance et ma chanso, Zamore. (J. Ma. R)(Enciclopedia Literaria).

SAMUEL BECKETT

SAMUEL BECKETT (Dublín 1906)

Muy al contrario de lo que se suele creer, Beckett recibió la educación normal de un joven irlandés de buena familia, con infancia felíz y estricta en cuanto a reglas de comportamiento. Buen estudaiante y exelente deportista. En 1926 vá a Francia y en el 27 a Italia, año en cual obtiene su licenciatura en francés e italiano. En el dominio de estas literaturas, además de la inglesa, desempeña labores como lector y profesor de algunos centros, el más importante de ellos es el Trinity College y al cual renuncia en breve porque no soporta "el absurdo de enseñar a los demás lo que yo mísmo ignoro". Para entonces ya ha entrado en amistad con autores conocidos, Peron, Yvan Goll, Soupault, Joyce, al paso que realiza traducciones, escribe ensayos cortos y algunos poemas, Whoroscope, por ejemplo.

En 1937 le ocurre algo que le marcará de por vida. Un mendigo que pedía limosna le apuñala en plena calle y a punto está de matarlo. Al salir del hospital Beckett visita a su agresor en la cárcel y le pregunta el por qué de lo que pasó. "No lo sé", obtendrá por toda respuesta. Esta toma de conciencia brusca y en propia carne de la gratuidad de los actos aparecerá luego en casi todas sus obras.

Publica en adelante algunas de sus novelas y relatos que apenas si tienen resonancia en el ambiente literario. Sería con el estreno de Esperando a Godot que atraería las miradas de un público lector y de los más importantes críticos europeos. Cuando en 1969 la academia sueca le concede el Nobel, el nombre de Beckett ya se destaca como forjador de una literatura ejemplar en el mundo. Entre sus obras más reconocidas están:

  • LOS BELLOS DIAS
  • FINAL DE PARTIDA
  • LOS QUE CAEN
  • LA ÚLTIMA CINTA DE KRAPP
  • EL INNOMBRABLE
  • MOLLOY
  • MALLONE
  • TEXTOS PARA NADA
  • PRIMER AMOR
  • COMO ES
EUGENE IONESCO

EUGENE IONESCO (1912)

Nace en rumania el 13 de Noviembre de 1912.

Con sus padres - rumano el padre, francesa la madre -, al año de su nacimiento, viaja a París, donde vive hasta los trce años. En 1925 vuelve a Rumania y sigue la carrera de letras. Enseña francés en el liceo Bucarest durante tres años, y en 1938 regresaa a Francia, para establecerse allí definitivamente. Se emplea en una editorial, luego en un banco, y deja sin terminar su tesis de doctorado sobre la muerte en la poesía francesa.

Su primera pieza, LA CANTANTE CALVA, estrenada en el teatro de los noctámbulos en mayo de 1950, lo lanza a la fama. Involucrado en el moviento dramático llamado "del absurdo", que surgiódespues de la segunda guerra mundial, su obra constituye la concresión de lo que podría calificarse como anhelo colectivo de reacción frente al teatro convencional de ese momento. En este sentido se constituyó en el maestro incuestionado del antiteatro por el desparpajo de su ruptura con la lógica y la huída inexorable desde lonatural visible, que forman la base y los recursos de su comicidad. Ha dicho "el humor es libertad"; "la imaginación no es arbitraria, es reveladora"; "nada más racional que la imaginación"; "Lo irracional es la vida".

Obras suyas destacadas:

  • LAS SILLAS
  • EL RINOCERONTE
  • LA LECCIÓN

así como algunas piezas breves de impaciente versatilidad lingüistica.

FELISBERTO HERNÁNDEZ

FELISBERTO HERNÁNDEZ (Montevideo 1902 - 1964 )

Era pianista. Sus primeras apariciones literarias, seg&uacuten se señala, fueron más bien modestas pero precoces: su primer libro apareció en 1925, es decir, a los 23 años de edad. Se llamaba FULANO DE TAL.

EL LIBRO SIN TAPAS (1929) era lo que el título indica, literalmente; los tirajes eran limitadísimos, de unos pocos cientos de ejemplares. Felisberto se ganaba la vida dando conciertos y llegó a acompañar, manos sobre el tecclado, las películas mudas de la época.

La biografía del pianista fabulador es, al mísmo tiempo, la historia secreta de un hombre aniñado, glotón caprichoso, hondamente sensual, que se enamoró muchas veces, tuvo varias amantes y "novias" y dejó en la memoria de sus amigos y conocidos un verdadero mosaico de imágenes contradictorias. Era conciente del valor de su literatura? No estaba escribiendo con la extraña y sesgada conciencia de quien se sabe un clásico futuro?

Frisaba los cuarenta años y se sentía frustado. Pasaba las tardes recorriendo los cafés de la ciudad con una libreta llena de manuscritos que corregía una y otra vez. Con la ayuda de sus amigos publica POR LOS TIEMPOS DE CLEMENTE COLLING. Se loentrega a Jules Supervielle, quien acaba de llegar huyendo de los estragos de la guerra en Europa. Supervielle al leerlo le escribe una carta elogiosa; este reconocimiento le significó un vuelco en su vida y el comienzo de una larga y fructífera amistad que terminó llevando a Felisberto a París unos años después.

La madrugada del 13 de Enero de 1964, Felisberto deja tras de sí un cuerpo tan hinchado al morir que no pueden sacarlo por la puerta sino por la ventana. Al llegar al cementerio, reposa algunas horas bajo los "grandes árboles" mientras los sepultureros agrandan la fosa para dar cabida al ataud. Quizá éste fue el último gesto de humor de Felisberto Hernández.