Fotos Medea

- Festival Internacional de Manizalez, 2003

- "Mayo Teatral" Cuba, 2004

De Medea amor y terror, hechicería y razón
por: Lowell Fiet

Medea: una mujer entre el dolor, la rabia y la locura.
Por: Margaritainés Restrepo Santa María

Puesta en escena Latinoamericana de la Medea de Lucio Anneo Séneca
Por: Luigi Maria Musati

Notas de dirección
Por: Luigi Maria Musati

Guion Medea de Séneca

LUIGI MARÍA MUSATI "PROFILO SINISTRO"
Por: Cristóbal Peláez

SÉNECA
por: Gonzalo Soto

Lucio Anneo Séneca

M E D E A

Medea de lucio anneo Seneca
  • Estreno: Octubre 28 año 2002
  • Actores: María Isabel García - Sergio Dávila - Ángela María Muñoz - Lina Castaño - Margarita Betancur - Diego Sánchez - John Fernando Ospina - Julián Henao - Juan David Toro - Nadia Silva
  • Composición Musical: Julián Henao - Ángela María Muñoz - Diego Sánchez
  • Utilería y Vestuario: Matacandelas
  • Asistencia visual en escena: Faber Londoño
  • Diseño gráfico: Adriana Fernández
  • Operación de luces: Cristóbal Peláez
  • Producción: Ana Cecilia Hernández
  • Dirección musical: Julián Henao
  • Directores asistentes: Rigoberto Giraldo - Francesco Manetti
  • Dirección: Luigi María Musati
  • Genero: Tragedia
  • Espacio: Cerrado. 8m ancho X 8 m. fondo X 4m alto
  • Duración: 1 hora 40 minutos
  • Tiempo de montaje: 8 horas
  • Tiempo de desmontaje: 1 hora

Nuestra puesta en escena de Medea hace parte de un plan de trabajo muy amplio, que la Academia Nacional de Arte Dramático Silvio D'Amico de Roma está manejando sobre la relación entre canto, declamación y actuación, que tiene como objeto el texto de Séneca.

Poner en escena a Séneca es siempre una tarea ardua y por esto profundamente interesante. Se sabe que sus tragedias no fueron escritas para ser "puestas en escena" según las reglas tradicionales de su tiempo; se trató de una verdadera experimentación dramatúrgica, que parte del proyecto de confiar a la sola "performación" de la palabra la construcción de toda la acción, sin recurrir a escenas, movimientos o vestuarios. La voz del actor es el único instrumento para el cual Séneca escribe, convencido de la fuerza evocativa y creadora de la misma palabra. El texto senecano no contiene implícitamente la acción de los personajes y los movimientos de la escena, como el sentido común demanda, como sucedería en un texto "normal". La palabra es explícitamente toda la acción, una palabra que no tiene nada de abstracto pero que es cuerpo que exige ser voz, una voz que también es "cosa", "mundo". Explotando sus competencias de habilísimo escritor pero también de habilísimo orador (o sea performador de la palabra) Séneca esculpe a través del "legómenon" (las cosas "dichas"), todo el "drómenon" (las acciones) y dicta de esta manera su desafío al actor, antes que al mismo director: volver plástica la palabra, involucrar en ella, con crueldad artaudiana, la violencia de un gesto que es provocativamente removido.

Luigi Maria Musati

Medea de Lucio Anneo Séneca I love Medeallin